La intuición dirige,
el agradecimiento imanta

No le preguntes a la mente qué quiere, ella siempre te hablará de carencia. Te dirá que
necesitas más dinero, más reconocimiento, más amigos, más cosas que te den seguridad en
el mundo. Te dirá que tienes que hacer mucho más, que tienes que esforzarte mucho más,
que aún te falta mucho para ser «alguien.»
Sin embargo, si te quedas en silencio, agradecid@ por el simple hecho de SER, tal
vez sientas un escalofrío o veas una imagen, tal vez oigas una palabra o tengas el impulso
de decir o de hacer algo. Esa es la voz de la intuición.
Sabrás que es ella porque no te recuerda los errores del pasado, ni te cuenta
historias de grandeza, ni te exige resultados, solo te pide entrega y pasión.

Contacto

Si abres los sentidos, abarcarás todas las dimensiones.